lunes, 16 de mayo de 2011

Huevos fritos rebozados en bechamel con salsa de tomate

Este preparado consta, como dice el enunciado, de unos huevos fritos que son rebozados o cubiertos con bechamel, posteriormente empanados y frito todo el conjunto, tambien se conocen por huevos carlistas, en este enlace algo de historia.
Comenzamos por calentar el aceite y el aro en el que echaremos los huevos y no se nos desparrame mucho la clara.

Uno de los huevos en pleno proceso de fritura. 
Los huevos, una vez fritos, se sacan sobre papel absorbente y se les quita todo el aceite, para que liego se pegue mejor la bechamel.
Una vez fritos los huevos, nos ponemos a hacer la bechamel, con lo que ponemos a calentar una par de nueces de mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva, cuando esta grasa está caliente echamos la harina y la vamos "cociendo" y revolviendo. Se nos ira transformando,
en un conjunto maleable de harina, es a lo que se llama roux, este puede ser claro o oscuro, según como tostemos esta mezcla.
Sacamos del fuego el roux y una vez que esta templado, vamos añadiendo la leche y batiendo, hasta que toda la harina quede totalmente suelta y sin ningún atisbo de grumos, ya que si cocemos los grumos luego es difícil deshacerse de ellos.
Salamos al gusto y a mi me gusta ponerle unas ralladuras de nuez moscada. Vamos cociendo toda la mezcla hasta obtener la textura necesaria, si la tenemos muy espesa, le podemos añadir un poco más de leche y si esta muy ligera, se vuelve mas espesa a base de cocer y evaporar líquido.
Una vez la bechamel lista, ponemos una capa en un plato, encima de esta capa ponemos los huevos y
luego estos cubrimos con otra capa de bechamel y dejamos enfriar.
Cuando vayamos a rematar el huevo envuelto en bechamel, los pasamos por harina, huevo y pan rallado, si gusta este pan rallado se puede aromatizar al ajo. Estos huevos resultan mucho mejores si la bechamel no es muy "compacta", pero cuanto más fina es la bechamel, más difícil es de manejarla.
Una vez fritos los huevos envueltos en bechamel, los depositamos sobre papel absorbente y posteriormente
los emplatamos sobre una cama de salsa de tomate casera. En esta fotografía le he dado un corte al huevo para que se vea como sale la yema totalmente liquida.

22 comentarios:

Carlos Egea García dijo...

Nunca había visto estos huevos "fritos" en bechamel. Con huevos duros y tipo croquetas sí que los hago, pero esta variedad tiene su morbo por la yema líquida y el exterior crujiente.
Gran variedad la que nos aportas y que ahora no tendré más remedio que tratar de emular.
Saludos.
Carlos,, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Apicius dijo...

Hola Carlos:
Hace cinco años, al empezar esta andadura por el blog, edité esta receta, que se puede ver en este enlace http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/2006/05/huevos-carlistas-o-croquetas-sorpresa.html, el nombre de ellos es Huevos carlistas, pero como tengo editada ya en dos ocasiones, le he modificado el nombre.
El resultado de la receta es muy agradable tanto a la vista como al paladar.
Saludos

A la mesa dijo...

También es la primera vez que veo estos huevos que habrá que tratar con un tacto especial para que no se rompan, ¿no?, pero muy buena pinta.
Abrazossss.
Javi.

Pakus, para Lazy Blog dijo...

Hace nada los publicó mi compañero Miquel en Directo al Paladar. Me parecen una maravilla, y me gusta que hayas vuelto a reeditar tu receta de hace 5 años. Un abarzo Apicius.

Paco

echuchito dijo...

Me llamó tanto la atención que tuve que mirar la receta y queda bastante curioso.Muy buena receta y que sin duda hay que probar.Un saludo Apicius.

http://elcocinerosexy.blogspot.com

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Esto es una elaboración increíble, tengo que probar estos huevos con toda seguridad...Una idea deliciosa.
Besos

Apicius dijo...

Gracias todos los que habéis visitado mi cocina y dejado un comentario.
Para saber lo poco que encontré en su día sobre esta preparación visitar este enlace. http://historiasdelagastronomia.blogspot.com/2008/06/huevos-carlistas.html
Saludos

Viena dijo...

Parece que doña Emilia Pardo Bazán los llamaba huevos encapotados y aún tienen otro nombre, como huevos a la Navarra, si no me equivoco. Dicen que se llaman Carlistas por la bandera de los carlistas, pero parece que en la historia de este plato delicioso, la salsa de tomate es una alternativa, es decir que a veces se pone y a veces no, luego si no se pone la salsa, ya no haría referencia a los carlistas, en fin, que es posible que en un principio fueran huevos encapotados y al añadirle la salsa de tomate, pasaran a llamarse carlistas. Especulaciones, porque como usted bien dice, hay poco al respecto.
En cualquier caso, la prueba la pasa con creces, esa apertura por donde cuela la yema en su punto, dice que estos huevos han sido oficiados como dios manda.
¿Y cómo iba a ser de otro modo en esta casa?
Un abrazo.

Apicius dijo...

Hola Viena:
Totalmente de acuerdo a que Dª Emilia Pardo Bazan en La cocina española antigua y moderna, pagina 241 menciona la forma de oficiar los huevos encapotados y practicamente es la misma receta, la única diferencia que el encapotado lo hace por inmersión.
En cuanto a la denominación de huevos a la Navarra, por lo que acabo de mirar en 12 publicaciones, se refieren en todas a unos huevos al plato con chorizo de Pamplona.
He visto en Internet que hay una entrada, bueno una he visto, que dice Huevos a la Navarra (Carlistas) y esta si es igual a la receta publicada.
Me interesa la denominación de Huevos Encapotados y miraré si busco alguna referencia anterior a Dª Emilia.
Gracias por su comentario.
Saludos

Apicius dijo...

Como ampliación a mi anterior nota con la denominación de Huevos encapotados hacen referencia Picadillo, El libro de la sección femenina y Simone Ortega, hay algunos otros que escriben sobre los huevos encapotados, pero ya son publicaciones más recientes.
Sigo sin encontrar nada escrito antes de la reseñada en 1881.
Saludos

SUNY SENABRE dijo...

Es una receta fantástica que me alegro hayas vuelto a editar, de ese modo no me la he perdido.
Me ha encantado y estoy segura que será todo un manjar.
No la conocía y me ha encantado leer en los comentarios su historia.

Saludos,

lola dijo...

es una receta estupenda, creo que los haré


¡¡besos¡¡

Apicius dijo...

Hola Suny Senabre y Lola:
Gracias por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Van las respuestas con un día de retraso ya que ayer estuve en Pamplona en un evento gastronómico.
Saludos

Melduana dijo...

Sobre la denominación, en mi casa toda la vida se han llamado "huevos encapotados". Luego lo vi, en efecto, en el libro de doña Emilia y en Picadillo.

Los hacía mi abuela exactamente como usted, sólo que sin aro para redondear los huevos. Pero ella los conseguía recién puestos, que decía que quedaban más redonditos.

Recuerdo que llenaban muchísimo y nadie era capaz de comerse más de dos. Salvo mi hermano, que siempre ha sido un poco tragaldabas.

Gracias por traerme esos buenos recuerdos. Intentaré hacerlos, aunque es difícil conseguir el punto de la bechamel, que no esté muy espesa ni muy clara.

Enhorabuena por su blog.

Apicius dijo...

Gracias Melduana por la visita y sus palabras.
Me hace mucha ilusión que al leer mis recetillas les hagan recordar a sus mayores y estoy seguro que además recordaran con que cariño su abuela cocinaba para sus nietos.
Saludos

Ana dijo...

Hola Carlos: recién descubro tu blog y me encuentro estos huevos! Yo soy de Cartagena y en mi casa los hemos comido toda la vida! Era una receta de la abuela de mi padre que hemos ido heredando, no conocía a nadie mas que la hubiera hecho, así que me ha hecho ilusión verla por aquí. Investigare en casa de que zona de España viene. Y la recomiendo a todo el mundo, están exquisitos!!!

Apicius dijo...

Gracias Ana por la visita y comentario.
Si encuentra algún dato de que zona provienen los que hacían en casa de sus abuelos, le agradecería me lo comunicase.
Gracias anticipadas
Saludos

Viena dijo...

Pues estaré pendiente por si usted encuentra algo más. Siempre es tan interesante la historia de la cocina.
Un abrazo.

machus dijo...

Qué ilusión me ha hecho ver estos huevos¡ Era mi comida preferida cuando iba a visitar a mi abuela a Logroño ¡ Que recuerdos ¡ Intentaré hacerlos aunque mucho me temo que no voy a ser capaz ¡

Apicius dijo...

Siempre es bonito Machus que una preparación gastronomía nos traiga buenos recuerdos y en especial si son de nuestros abuelos.
A mis nietos también les gusta que les preparamos estos huevos.
Saludos

Recetecum dijo...

¡Espectaculares! Los pongo en una comida familiar y me hacen la ola, jjj me la guardo para esa ocasión especial, aunque ya quedan en mi memoria ¡Un abrazo!

Apicius Apicio dijo...

Buenos días Recetecum:
Espero triunfe ante sus comensales con esta preparación.
Gracias por la visita y comentario.
Saludos