lunes, 12 de enero de 2015

Tapas 14

Hoy va de tapas para picar antes de una comida de fin de semana.
Comenzamos salteando unos champis, cuando los tenemos dorados les añado salsa worcestershire al gusto. Si gusta se les puede poner salsa de soja y/o un poco de salsa picante. Todo el sencillo proceso en este enlace.

La morcilla de Burgos pasada por sartén anti-adherente, justamente engrasada, (suele soltar la morcilla grasa). Una vez terminado su paso por la sartén con unas tiras de pimientos o guindillas son un bocado muy agradable. 
Nota: Como bien saben, la mayoría de las morcillas que se compran, su piel es sintética, como observaran les quito la piel antes de ponerlas en la sartén, el motivo es que esta piel con el calor se contrae y la rodaja de morcilla se suele romper, así que evitando la piel el problema resuelto.  
Unos pimientos verdes tipo guernica, pero estos de invernadero, los oficio en una sartén hasta que su carne esté blanda y con un poco de sal son exquisitos. 
Unos cortes de chistorra de Arbizu pasada por la sartén para atemperar y que suelte un poco de grasa es otra de las tapas que propongo en este post.
La siguiente tapa es un salteado de ajetes con cantharellus cibarius, conocido también como rebozuelo.
Así que comenzamos cortando en pequeños trozos  
los ajetes y los salteamos.
Una vez limpios los cantharellus, los 
añadimos a los ajetes, que ya los tendremos casi en su punto, ya que los cantharelus se hacen enseguida. 
En esta imagen el salteado está listo para ser emplatado en pequeñas cucharas para aperitivos.
Esta es una tapa muy sencilla y se puede tomar tanto caliente como fría.
Palitos de "Cangrejo" (surimi) coortado finamente, al que
añadiremos mahonesa. A veces le suelo añadir también chorizo picado y la mezcla queda agradable.
Una vez bien revuelto el picado y la mahonesa tendremos listo el relleno  
para unas tartaletas. 
Este es otro tipo de tapa de morcilla, en la que podemos utilizar pasta filo o laminas de arroz, la que en la cocina china se utiliza para los rollitos entre otros preparados.
La lámina como ven esta un poco estropeada, el motivo es que tenia los rollitos congelados y uno lo deshice para que se viese el relleno.
Rollitos listos para ser oficiados, se pueden oficiar tanto fritos como al horno.
En este caso como ven los he oficiado fritos.
Aspecto de la tapa lista para ser sacada a la mesa.
Unas salchichas troceadas y envueltas en bacon y fritas 
son un bocado muy fino. Si no se quiere tanta grasa, se pueden envolver unos dátiles sin el hueso y freírlos. 
Aspecto de unas combinaciones de tapas en la mesa para deleite de nuestros comensales.
En esta se ven unos cuartos de alcachofas no descrita su preparación en lo anterior, también tenemos un poco de paté y patatas chips caseras.
En esta mesa tenemos, colas de langostino con tempura, canapé de queso de cabra con salsa de tomate, jamon de brillo, patatas chips, paté de foie, alcachofas rebozadas, morcilla y champis.
Y por último otra mesa similar, en la que hago especial mención a la ensaladilla rusa, cuya preparación la pondré en breve.

2 comentarios:

Viena dijo...

Menudo festín a base de tapas, las hay para todos los gustos, suaves de sabor, más fuertes, ligeras o contundentes. Me ha llamado la atención esa mezcla un poco bizarra que ha mencionado del surimi con chorizo, nunca lo habría imaginado. En cuanto a la morcilla, se me ha hecho la boca agua y eso que ahora después de las fiestas, estamos todos medio empachados, pero el frío llama a esa grasa rica, rica, que imagino y a mi se me hace la boca agua.
Una excelente propuesta.

Apicius Apicio dijo...

Gracias Viena por la visita y comentario.
Saludos