martes, 18 de marzo de 2014

Galletas almendradas emparedando trufa de chocolate

La masa para esta galletas, es parte de la que prepararé para hacer canutillos de requesón, como me sobró masa la congelé y la he utilizado para estas galletas.
La masa la realice con las siguioentes cantidades: 500 gramos de harina, 60 de mantequilla, 1 huevo, 125 gramos de azúcar, 

fui frotando la mantequilla y azúcar con la harina, hasta que esta quedase de aspecto arenoso, añadí un poco de vino de Málaga y amasé.
Añadí, para dejar la masa a mi gusto, un par de cucharadas de agua.
La bola la envolví en papel film y dejé que se asentara la masa.
De la bola anterior utilicé la mitad en los canutillos y como he dicho al principio congelé el resto.
Una vez descongelada la masa la voy extendiendo con el rodillo hasta dejarla del grosor de tres milímetros +/-, Durante el laminado de la masa le voy echando almendra en granillo para que se incruste bien.
Aspecto de las galletas una vez cortadas con el corta pastas.
Antes de meterlas al horno, las pinto con huevo batido. En el horno estuvieron hasta que se doraron a 180º C. unos 20 minutos +/-
Durante el horneado ablandé la trufa de chocolate que tenia en el frigorífico. 
Aspecto con la que salieron las galletas del horno, sin más, estas galletas estaban deliciosas.
Por el dorso de cada galleta puse una porción de trufa y 
las uní formando estos emparedades de galleta almendrada y trufa. ¡Que poquito duraron!

3 comentarios:

Sorokin dijo...

Saludos, Apicius

Son, francamente, muy apetitosas. Yo, como resto de lo que los amigos me han llevado cuando me han visitado en el hospital, tengo unas dos cajas de bombones de chocolate belga. Se me van a estropear, porque no doy abasto para comérmelos. ¿Los puedo hornear o algo parecido para convertirlos en la pasta que se usa para estas galletas? ¿tal vez mezclándolos con leche?

Apicius Apicio dijo...

Buenas tardes monsieur:
De entrada los bombones no se le van a estropear, a no ser que le duren mucho tiempo, pero que mucho tiempo.
Es una pena fundir unos bombones, pero se puede.
Ya sabe que la parte exterior de los bombones, es decir la camisa es más dura que el interior que suele ser más blando. Esto le digo porque al fundir no le quedara una vez fríos duros y crujientes
Yo fundiría los bombones a una temperatura máxima de 33 grados C. Mezclaría bien con el batidor, se pueden seguir dos maneras distintas.
La primera dejar una vez fundidos y batidos y cuando está por debajo de los 25 grados ir extendiendo por la galleta, que puede ser casera o de confitería.
Otra manera, a la pasta fundida de bombones añadirle un poco de crema de leche, en la proporción, (esto es aventurado sin conocer el tipo de bombones) 100 gramos por 300 de bombones y tal vez obtenga al enfriar una pasta de la consistencia de las trufas.
¿Pero para que hacer este experimento y estropear unos excelentes bombones.¿
Ya me dirá.
Que pase un feliz día a pesar del gobierno.
Saludos

Sorokin dijo...

Muchas gracias por el consejo, Apicius. El problema es que tengo varias cajas de bombones, regalo de amables amigos y, todo lo más, me como uno o dos al día. Entre los bombones, los hay, como llaman en Bélgica, "pralines", que tienen crema fresca aparte del chocolate. Están deliciosos, pero mucho me temo que esos sí, acaben estropeándose.

Bueno, esperaré unos días antes de cargármelos.

Saludos