viernes, 14 de marzo de 2014

Brunch dominguero, Pastel de patatas con bacon y huevos fritos

Para un brunch dominguero y como plato principal este pastel de patatas con bacon y huevos fritos, que irá acompañado de un par de cafés humeantes, crema de leche, zumo de naranja, fruta, algo de bollería casera y cuerpo restaurado de los excesos del sábado noche. 
Corto en juliana unas patatas (en este caso han sido las veteadas de morado que estoy probando estos días), zanahoria y cebolleta. Salpimento al gusto.

Pongo todo en una sartén con una cucharada de AOVE apretando un poco y a fuego bajo unos 12/15 minutos, 
Se le da la vuelta como si de una tortilla de patatas se tratara y después de unos 8 minutos la podremos sacar al
plato de servicio, 
alrededor del pastel de patatas ponemos una orla de piperrada. Esta piperrada la hice como se puede ver en este enlace y acompañaba a un bacalao a la riojana. Sobre el pastelón unas lonchas de bacón ahumado pasado por la saeten hasta dejarlo al gusto del comensal.
Encima de todo uno o dos huevos fritos, que los romperemos para que la yema pringue bien todo el pastelón.
Francamente una delicia para los sentidos, al menos a mi me gusta mucho.