domingo, 19 de mayo de 2013

Flan de huevo, a la manera de nuestros mayores

Flan de huevo, si de huevo, la mayoría de los que se consumen en muchas casas, comprados en el comercio, no voy a decir que no lleven huevo, ¿pero en que proporción?, lo que si llevan es mucha química y no voy a entrar si son buenos o malos, desde luego no les van a sentar mal, pero...... cada cual que haga sus reflexiones.
Hacer flanes de huevo en casa no resulta caro y casi me atrevería a decir que al menos no más caros que los industriales, (no hago la cuenta porque ignoro lo que cuestan los que se venden en el comercio) y sabemos que los nuestros no tienen materias "extrañas".
Es tan fácil hacer unos buenos flanes en casa que porque no hacerlos?, al menos una vez y después de evaluarlos tomar la decisión de que es lo que más nos interesa.
Para hacer 12 flanes de aproximadamente 100 cc. cada uno necesitamos:
10 huevos medianos, de los cuales utilizaremos 2 enteros y de 8 solamente las yemas.
 Ponemos a cocer un litro de leche, mejor entera, aunque las semis y descremadas son totalmente aptas. En esta cocción aromatizaremos la leche con vainilla, canela, corteza de limón, etc. si es que nos gusta.
Si cocemos la leche después hay que dejarla que se enfríe +/- por los 50 grados, tambien se puede utilizar leche sin aromatizar y entonces la utilizaremos a temperatura ambiente sin haberla cocida previamente.
 Añadimos a los huevos 250 gramos de azucar, si se quieren algo menos dulces se puede rebajar a los 180 gr., aunque con los 250 gr. quedan muy bien.
 Los moldes se caramelizan, se puede hacer de dos maneras, caramelizar el azúcar en un cazo y luego ir vertiendo a los moldes el suficiente caramelo o como en este caso media cucharada de azúcar en cada molde y 
 una vez que esta se ha fundido y ha tomado un bonito color rubio extenderla por el molde y reservar. Una cosa importante es que el azúcar no se tiene que quemarse, si esto sucediera es mejor volver a hacerlo. El azúcar quemada amarga bastante y resulta desagradable.
 Batimos bien las yemas con el azúcar, 
 Añadimos el batido a la leche templada y revolvemos bien.
 Rellenamos los moldes y los metemos al horno al baño maría. La temperatura del horno 170/180º C y el tiempo 30 minutos. El agua del baño la pondremos caliente y así ganaremos algo de tiempo.
 Aspecto de los 12 flanes que salieron del horno. Si se siguen los pasos prácticamente no es necesario pinchar con una aguja, ya se sabe que cuando esta sale limpia el flan está totalmente cuajado.
 Emplatado de un plan acompañado con melocotón en almíbar sobre nata y unas fresas.
Código QR

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué sencillo parece. Y un postre muy vistoso. Muchas gracias por la receta. Voy a intentar reproducirla esta tarde.
Tresco

Apicius Apicio dijo...

Suerte en la emulación de este postre tan agradable.
Que pase buen día a pesar del gobierno.
Saludos