lunes, 29 de agosto de 2011

Chutney de varias verduras y frutas

El chutney como se sabe lo popularizaron los británicos. En este enlace se puede leer una pequeña reseña que escribí en el pasado.
Básicamente, el chutney, como la mayoría sabemos, es una mezcla extraña de frutas, verduras y especias, que se uitliza para realzar el sabor de las carnes, los fiambres y los quesos. 
Esta mezcolanza de ingredientes es cocida con vinagre y azúcar, hasta que el producto final adquiera la consistencia de un puré, pero no debe de ser pasado, ni triturado. Aunque bien es verdad que se ven chutney que parecen totalmente una mermelada agridulce.
Todo buen chutney debe de contener en su composición algun ingrediente que le de un grado de picor bien perceptible.
Hay un viejo dicho inglés que afirma que un buen chutney debe ser tan picante que cueste comerlo, y tan rico que cueste dejar de comerlo.
El chutney se sirve tanto frío como tibio.
El chutney más popular y más extendido por el mundo es el de mango, que fue el que primero se popularizó en las Islas Británicas en la época de la Reina Victoria, con el nommbre de Major Grey's Chutney. Los ingredientes de este chutney eran Mango, pasas, vinagre, cebolla,  ocasionalmente jugo de lima  y azúcar morena, sin olvidar por supuesto las especias y condimentos, entre las que no faltaba el jengibre. 
Como el chutney admite casi toda clase de frutas y verduras, el listado de los ingredientes para hacer un chutney personalizado es casi infinito.
Frutas: manzana, platano, pera, piña, mango, melocotón, albaricoques, frutillas del bosque, frambuesas, naranja, limón, kiwi, coco fresco, etc.

Hortalizas: remolacha, tomate (verde o rojo), cebolla, ají morrón (verde o rojo), ajo, cebolla.
Aromáticas: jengibre (en polvo, fresco o abrillantado), canela (entera y/o en polvo), clavo de olor (entero), cardamomo (en polvo), pimienta de Cayena (en polvo), mostaza picante (en polvo), laurel (entero), hinojo, sésamo (semillas enteras o molidas), etc.
Frutos y frutas secas: nueces, castañas de cajú, dátiles, orejones, uvas pasas, ciruelas.
Vinagre: para mi el de manzana, aunque el de vino es totalmente utilizable, se use el que se use de buena calidad. Muchos dicen para cocinar un vino corriente o un licor así mismo corriente, conforme mejor sean estos ingredientes mejor será el producto final.
Azúcar: blanca, de caña o negra (depende de la intensidad del color que se desee obtener).

Bueno el chutney que presento en este post va a tener las siguientes especias: Comino, cilantro. mostaza picante molida, pimienta negra, guindilla, jengibre en polvo y troceado. 
También le puse unas pasas.

Comienzo pasando la cebolla por un poco de AOVE (una cucharilla de café) y una sopera de azúcar.
Posteriormente voy añadiendo el resto de frutos del campo, como el tomate,
las especias y pasas de corinto,
melocotón troceado,
miel del Gorbea en vez de azúcar. La miel le da un toque "distinto" al chuteney, aunque también es verdad que le da demasiado color, me gustan que se vean más claros.
También añadí, pimiento verde, calabacín y guindilla.
El toque ácido de este chutney se lo dio el vinagre de manzana y el zumo de un limón. La proporción que suelo poner es 50 gramos de edulcorante (sea miel o azúcar) por cada 100 gramos de vinagre. Aunque esta proporción es susceptible de ajustarla al gusto y buen hacer de cada oficiante.
No obstante como durante la cocción de todos los ingredientes, suele durar hasta las 2 horas, es obvio que los líquidos se irán reduciendo y por lo tanto el grado de acidez tiende a aumentar, por lo tanto ser cautelosos.
Después de la cocción y con el grado de textura a nuestro gusto damos por terminada la cocción y se procederá al envasado, si habéis hecho cantidad o se mantiene en un tupper en el frigo para su consumo en los próximos días.
Como veis este chutney tiene tropezones, que os gusta más "puré", se consigue revolviendo repetidamente durante la cocción, yo a penas lo he revuelto.
Calos Egea García del blog Vegeta.....y tal, me recomendó, ya que la thermomix no la utilizo mucho, que la usase para hacer el chutney, pero como ves Carlos no la he utilizado, pero como  en breve voy hacer uno de tomate, tal vez la utilice para ver que grado de textura me deja.

8 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

El único que he probado es el de mango, aunque este con melocotón también ha de estar muy bueno.
La pregunta que me hace de mi receta de los Judiones de La granja, si los langostinos los añade pelados evitará tener que emplear ese tiempo en la mesa ya que usar el cuchillo y tenedor en un plato tan lleno es poco práctico, en ese caso también le recomendaría quitar la cáscara de los mejillones y a ser posible las de las almejas.
Los langostinos a la plancha poco tiempo para que no se sequen y queden jugosos.
Espero que les guste la receta.
Saludos.

Apicius dijo...

Gracias por la rápida respuesta, las trataré de la manera que me indica.
Saludos

Carlos Egea García dijo...

Tiene que estar muy sabroso este chutney. Soy nuevo en la elaboración de este preparado y veo que hay distinto gusto sobre la textura que debe quedar en el mismo (desde los trozos más o menos grandes hasta una fina crema sin grumos ni resaltes).
Me agrada la cita que haces del consejo sobre usar la TMx. No es que tenga particular interés en ello, pero quita mucho trabajo y libera la atención, que se puede dedicar a otras cosas. Además, permite ajustar la textura al grado de triturado de los ingredientes que deseemos.
He visto que te tengo todos los ingredientes en casa y, si me animo esta tarde, prepararé este chutney para la cena.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Clara dijo...

La verdad es que no he probado el chutney. Me lo apunto a ver qué tal

Apicius dijo...

Gracias Clara y Carlos por vuestra visita y comentario.
Saludos

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que bueno debe estar con las especias y demás ingredientes que lleva. Suelo preparar muy poco chutney, pero tendré muy en cuenta esta receta
saludos

Viena dijo...

Es una receta que nunca he hecho y me gusta mucho toda la explicación que hace, incluso esa frase, me parece genial, que ha de ser tan picante que cueste comerlo y tan rico que cueste dejar de comerlo.
Estoy de acuerdo con usted en que a mejor vino o vinagre, mejor resultado. En las clases puedo comprobar que cuando alguien trae un vino de esos infames para cocinar, el resultado es ácido y se nota muchísima diferencia a cuando se usa un buen vino. Además, se usa tan poca cantidad que yo creo que merece la pena esmerarse un poco con los ingredientes.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias Gaby y Viena por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos