viernes, 30 de octubre de 2009

Robellones, (níscalos, míscalos), salteados con fiambre de butifarra blanca.

Estos robellones o míscalos, que me han regalado, los voy justo limpiar,

 y en una sartén con un par de dientes de ajos picados, justo pasados por un poco de aceite de oliva virgen extra, antes de añadir las setas. Cuando el ajo empeice a tomar color
 añado las setas cortadas en tiras y las voy salteando hasta que estén al gusto del oficiante, salarlas al gusto.
 Una vez en su punto dejarlas al amor de la lumbre hasta el momento de emplatar.
 La butifarra blanca, la corto en rodajas y la paso por la sartén.
 El plato lo monto con unas rodajas de butifarra blanca y unas cucharadas de robellones salteados.

2 comentarios:

MaryLou dijo...

Pa morirse!!!!
Tan sencillo y tan rico!!!
Besicos

Apicius dijo...

Hola MariLou:
Para comer rico no hace falta ni ingredientes exóticos y caros o elaboraciones difíciles de realizar en casa.
Ahora es la temporada de setas y bueno es catar alguna que otra variedad.
Gracias por la nota.
Saludos