viernes, 23 de octubre de 2009

Muslos de pato confitados horneados con panaderas.

Para esta preparación he partido de unos muslos de pato ya confitados, para confitarlos en casa se ponen en una bolsa de plástico, de las de horno con buen cierre y encerrar en la bolsa los muslos y grasa de pato, cerrar la bolsa y dejarla sin aire en su interior, luego hornear a baja temperatura, no más de 70º C por varias horas, el tiempo dependerá de la temperatura del horno. Una vez los muslos confitados, es decir cuando estén bien blandos, sacarlos a una fuente y con la grasa, recocer unas patatas cortadas en discos y

 cebolla también en aros, salpimentar al gusto.
 Una vez las patatas y cebollas reblandecidas, quitarles la grasa lo mejor posible, poner encima los muslos y hornear debajo del grill hasta que tomen color, tanto los muslos como las patatas.
 Este es el resultado que fue a la mesa.