jueves, 13 de agosto de 2015

Bacalao abrazado con jamón y salsa vizcaína con champis

Para conseguir esta preparación necesitaremos:

Realizar una salsa vizcaína para lo que pondremos a pochar cebolla, la cantidad de la misma dependerá de la cantidad de salsa que vayamos a necesitar.
Ponemos unos pimientos choriceros a hidratar en agua templada.
Cuando la cebolla, la tenemos casi pochada y con un bonito color rubio, 
le añadimos los pimientos choriceros, como todo, posteriormente va a ser pasado por el pasa puré, echamos el pimiento una vez hidratado con su piel.
Cuando todo lo anterior está bien cocido lo pasamos por el pasa purés.
La salsa sin más ya se puede utilizar, 
Pero por si hubiese pequeños trocitos de piel del pimiento, 
pasamos todo por el fino y 
ya tendremos esta semi vizcaína lista para recibir en 
su seno unas lamas salteadas de champiñones. Se pueden utilizar setas de temporada y los perretxikos van de maravilla.
La salsa ya lista para recibir los tacos de bacalao.
Unos trozos de lomo de bacalao los acomodamos encima de unas lonchas de jamón, 
con la ayuda de film de cocina hacemos unos rulos, a la hora de emplatar los cortamos en tacos y los freímos, hasta que el jamón quede crujiente. 
Añadimos los tacos sobre la salsa semi vizcaína con champis, que la tendremos caliente. Este plato es excelente y suele ser muy apreciado por los comensales.

2 comentarios:

Sorokin dijo...

Buenos días, Apicius.
No tengo pimientos choriceros (aquí no hay), pero de mi último viaje a Madrid, me he traído unos botes que rezan: "carne de pimiento choricero". Todavía no los he usado, pero supongo que para hacer la salsa vizcaína servirían. Voy a probar, aunque no sé qué tal va a resultar el tema: en el bote no hay mucha cantidad, o sea que, tal vez haya que añadir agua. Ya le contaré.
Saludos

Apicius Apicio dijo...

Buenos días Monsieur:
El pimiento choricero como bien sabe usted son pimientos secos.
A una cebolla bien confitada, si se le añade pasta de choriceros creo que valdrá, por supuesto dependiendo de la calidad de la pasta de choriceros.
Cuando añada la pasta de choriceros hágalo poco a poco, ya que da mucho color y sabor, de esta manera puede ajustar a su gusto.
Con la cebolla solo le quedará una salsa espesa, así que con un poco de agua la puede dejar en su punto.
Que pase un buen domingo.
Saludos.