viernes, 25 de octubre de 2013

Remolacha roja asada a la sal

Hace algunos días me dijeron que quedaban muy bien las remolachas rojas asadas a la sal, así que he realizado una prueba.
Los que me siguen saben que prácticamente tomo esta raíz todos los días, con la excepción de la época que el horticultor al que compro las verduras no las tiene.
Para la prueba:
Sobre una capa de sal pongo mis remolachas, que intencionadamente son de tres tamaños, para apreciar que tal quedan con el mismo tiempo de horneado.

La forma que me dijeron para asar a la sal la remolacha, era la de mezclar a la sal, ralladura de piel de naranja, un poco de tomillo y un par de claras para mojar la sal.
Yo lo he hecho simplemente con sal humedecida con agua, ya que las quería comparar con las que tomo cocidas.
Después de 45 minutos a 220ºC, la sal ya estaba hecha un bloque y di por terminado el asado.
Rotura de la capa de sal, que suele estar como una roca, por lo que hay que emplear una herramienta contundente.
Aspecto de las remolachas, justo cepilladas.
y en esta ya desprovistas de la piel.
En honor a la verdad, aunque el sabor es agradable y se nota el asado a la sal, no es tanto como la energía extra que se gasta en vez de cocerlas.
Por supuesto que con la ralladura de naranja y el tomillo variará el sabor agradable de esta raíz. Las próximas las coceré con zeste de naranja y unas hojas de tomillo.

4 comentarios:

Gloria Aleix dijo...

Hola Apicius, se que estás de concurso y estoy pensando mi receta, este finde espero poder hacerla! Pero quería invitarte al mío: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2013/10/concurso-tubrocheta-by-glo.html

Valdomicer dijo...

Puede ser una experiencia asarlas en la chimenea, al menos no habrá tanto gasto de energía.
Un abrazo.

Apicius Apicio dijo...

Buenas tardes Gloria:
Ya le he contestado en su blog.
De todas formas muy honrado por la invitación.
Saludos

Apicius Apicio dijo...

Buenas tardes Valdomicer:
Los que tienen el lujo de tener chimenea, que será de leña, puede hacer unas remolachas asadas como se hacia antaño con las patatas envueltas en ceniza y con unas ascuas por encima.
Asadas las remolachas mejoran un poco el sabor, como ya lo he dicho, pero no tanto como el gasto de energía.
Que termine bien el día a pesar del gobierno.
Saludos