domingo, 27 de octubre de 2013

Escaloñas encurtidas

Una manera de encurtir unas escaloñas y/o cebollitas francesas. 
Dejamos bien limpias las escaloñas y 

Las saltemos brevemente en tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Terminado el salteo, añadimos vino blanco y en la misma proporción un buen vinagre, complementamos con un par de cucharadas de vinagre de arándanos y otras tantas de agua en la que habremos disuelto la sal al gusto.
El vinagre de arándanos o de otra fruta al gusto, la podemos aumentar, por lo que tendremos que disminuir el vinagre en la misma proporción.
Damos a todo el conjunto una breve ebullición, no más de cinco minutos, yo las herví 3 minutos.
Las metemos en un frasco y las tenemos en reposo por un mínimo de tres días y
obtendremos esta escaloñas encurtidas, de sabor excelente y bien encurtidas.
Acompaño en el plato de picoteo, zanahoria encurtida casera, (el mismo sistema que para las cebolletas, pero la zanahoria en este caso más cocida), unos pepinillos y aceitunas negras.




2 comentarios:

Viena dijo...

Me encanta que haya publicado esta receta Apicius. Yo suelo poner las cebollas en vinagre de una manera tan simple, que cuecen en el ácido, o sea, solamente junto cebollas, vinagre y sal, pero nunca las he sometido al proceso que usted explica y que sin duda será estupendo. Voy a probarlo muy pronto.
Que tenga buena semana.

Apicius Apicio dijo...

Buenos días Viena:
Les doy ese breve proceso de cocción para reducir el tiempo de maceración, a las 48 horas ya están comestibles, pero a los 3 días están cuasi perfectas.
Que pase un buen día a pesar del gobierno.
Saludos