miércoles, 12 de enero de 2011

Lechon asado

Esta suele ser una preparación recurrente en mi cocina durante las fiestas pasadas. No da trabajo su preparación y solo hay que tener un buen control sobre el horno. El lechón lo sazono por dentro y lo relleno con un par de manzana reinetas y una cebolla.

Luego coso para que no salga el relleno al exterior.
Acomodo el cochinillo en la placa de horno,
lo froto con sal y manteca por el exterior. Cubro las orejas y cola con unos cucuruchos de papel, para que no se quemen y le pongo el sensor térmico en la parte del lomo. Lo meto en el horno a una temperatura fuerte al principio, 230º C, a los veinte minutos bajo a 180º C y cuando el interior esta llegando a la temperatura de 70º C. bajo a 160º C. 
Este es el aspecto que va tomando el animal, cada 20/30 minutos le doy por la superficie una pasada con manteca de cerdo. Los últimos 12 minutos subí, cuando el sensor había alcanzado los 70º C, la temperatura a 230º C. para que la piel quedase bien crujiente.
 
Este es el aspecto que tenia el lechón momentos de abandonar el horno.
Nota: Para los que no tienen termómetro sonda, se nota que el lechón está en su punto, cuando golpeándolo con los nudillos suena a hueco. Toda la operación en el horno suele andar por las 2 horas +/-.

7 comentarios:

Roció y Jose Manuel dijo...

No es nuestra especialidad, nunca nos queda en su punto, podría ser que el lechón que tenemos por esta zona no es de calidad?. Me refiero a que viene congelado y ese proceso evidentemente varia el resultado final?

maria dijo...

Apicius le ha quedado maravilloso el lechón, además además de que el animal sea de calidad es fundamental el control del horno y usted lo tiene totalmente controlado.Que delicia de corteza
Un saludo desde el bazar de los sabores

Viena dijo...

Apicius, reconozco que la receta es de diez, pero el lechoncito me mata, no puedo ver el animal entero así, tan pequeñito, porque me da mucha pena. Por eso nunca los cocino.
Una vez, recién estrenado Alfredo, alguien trajo a casa un lechoncito para hacerlo en el horno y lo pasé mal, estaba muy sensibilizada y ya desde entonces, nunca más.
De todas formas, lo cortés no quita lo valiente y seguro que estaba riquísimo.

SUNY SENABRE dijo...

Tiene una pinta bárbara, seguro que quedaría delicioso.
Besitos,

Suny

Apicius dijo...

Gracias a tod@s que han pasado por mi cocina y dejado un comentario.
No creo que la congelación afecte mucho, algo si pero no tanto para no obtener resultados más que aceptables.
Viena, a mi tambien me da un poco de "grima" cuando estoy manipulando el lechón.
Saludos

laura dijo...

viena justo las palabras que queria decir,me ha entrado una cosilla rara cuando he visto al animalito ahi,tengo un bulldog frances y se parece acostado!,se ve delicioso pero no lo probaria,buena receta!

Apicius dijo...

Gracias Laura por la visita y comentario.
La verdad que el animalito nos puede traer recuerdos y remordimientos.
Saludos