sábado, 3 de abril de 2010

Huevos en su nido de patatas paja con pimientos

Empecemos con las preparaciones previas para esta preparación, comenzando por cortar unos pimientos morrones, una vez desposeídos de su piel con un pela verduras, los pimientos verdes con su piel cortados así mismo y un diente de ajo.

 Ponemos lo anterior con una cucharada de aceite de oliva virgen extra en un cazo y a fuego suave lo vamos confitando. Los cortes de pimientos deben de ser medianos ya que al confitarlos perderán mucho volumen. También podemos asar los pimiento o utilizar pimientos del piquillo enlatados.
 Pelaremos una patata y la cortaremos finamente, para una vez fritas se parezcan a unas pajas. Una vez cortada mantendremos la patata en agua fría para quitarle almidón y de esta manera serán más crujientes y duraran crujientes más tiempo.
 Nos proveeremos de unos ajos tiernos, que después de salteados a nuestro gusto los reservaremos. Como no los tenia utilice estos tallos de ajo tierno en conserva. Los salteé sin apenas aceite, más que nada para atemperarlos.
 Ya con todo preparado, freiremos las patatas hasta que estén bien doraditas y crujientes, las salaremos una vez fritas.
El plato lo montaremos con una corona formada por los pimientos y los tallos de ajo.
 En el centro pondremos las patatas paja. Para preparar los huevos, separaremos la clara de la yema, freiremos las claras y las pondremos sobre las patatas paja y sobre esta las yemas crudas. Aquí vino el desastre, al poner una de las yemas sobre la clara frita se me rompió y el plato perdió vistosidad, pero no propiedades organolépticas. No pude fotografiar otro, ya que solo éramos a la mesa mi mujer y yo y mi mujer había optado por unos huevos rotos al estilo de Casa Lucio. Francamente disfrute con este par de huevos.
Nota:
El huevo se me rompió por querer ahorrar el lavado de una pequeña taza. Debía de haber puesto las yemas en una taza y no dejarlas en las medias cascaras, como lo hice. Al echarlas sobre la clara creo que la misma cascara rompió la membrana vitelina.

2 comentarios:

Maria B dijo...

Esas papas lucen deliciosas, pero, ¿es muy dificil cortarlas tan finas?, tiene alguna recomendación para que alguien sin experiencia pueda cortarlas asi de finas?

Muchos saludos.

Apicius dijo...

Hola María B.:
Para cortarlas tan finas con paciencia se puede hacer con un cuchillo afilado, que es como siempre tienen que estar los cuchillos en la cocina.
Lo mejor, es tener una mandolina, pero tambien es verdad que en una casa no se le saca mucho partido.
Pero en el mercado hay cortadores de patatas, con diferentes accesorios, que sirven para este fin y no son caros. Una mandolina buena, si es cara.
La verdad es que con una patata, de tamaño mediano tendremos para dos raciones y con un poco de paciencia la podremos cortar como digo al principio.
Gracias por su nota y sobre todo por leerme.
Saludos