domingo, 28 de octubre de 2007

Patatas a la importancia

Un plato sencillo, que queda, una vez oficiado, con algo más de carácter que unas patatas cocidas sin más.
Para este plato cortamos las patatas en discos uniformes y no demasiado gruesos.
Pasamos los discos de patatas por harina y huevo batido, las freímos hasta que queden doradas.
Una vez fritas las ponemos en la cazuela donde las vayamos a procesar. Las mantendremos templadas.
En la misma sartén en que hemos fritos las patatas, ponemos con un poco aceite de la fritura cebolla picada y la pochamos.
Una vez pochada la cebolla, yo le añado unas cucharadas de tomate, este añadido no suele estar en la ortodoxia de estas patatas y añado así mismo un poco de caldo, que puede ser de carne o verduras. Cuando la cebolla esta cocida, pasamos todo por el pasa purés.
añadiendo a las patatas. Cocemos a fuego suave hasta que las patatas estén cocidas.
Aspecto de las patatas ya listas para ser servidas.

4 comentarios:

mil_rosas dijo...

Esas patatas las hacía mi madre y recuerdo que estaban buenísimas. Las suyas tienen una pinta muy rica. Gracias por recordarmelo.

Apicius dijo...

Hola Mil Rosas:
No cabe duda que este preparado es un clásico de nuestras cocinas del siglo pasado.

recetasccarmen dijo...

Efectivamente,receta del pasado que esta cobrando últimamente mucha actualidad.Esta semana me encontré dos veces con ellas.Estupenda versión.
Un saludo

Apicius Apicio dijo...

Gracias Carmen por la visita y comentario.
Que pase un buen día.
Saludos