sábado, 27 de enero de 2007

Caracoles en salsa a la riojana

En este preparado voy a obviar la limpieza de los caracoles, ya que últimamente los compro en conserva, es decir limpios y escaldados, es más cómodo aunque unos buenos caracoles purgados y limpiados en casa son mejores en mi modesta opinión. Enlace a la utilacion de los caracoles en el pasado

Aquí tenéis la mise en place, falta el chorizo, que el servicio de suministros me lo ha traído después de hacer la fotografía.
El total de las cantidades son: 1 kilo de caracoles, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 100 gr. jamón serrano, 100 gramos de chorizo, 3 tomates medianos, medianos, 1/2 pimiento verde, 2 pimientos choriceros y como unas 8 cucharadas de salsa de tomate, 1 guindilla, Aceite de oliva virgen extra y la sal al gusto.


Empezamos escaldando los tomates, previamente les habremos cortado una cruz, como podéis apreciar en la fotografía.
Una vez escaldados, la piel empieza a desprenderse y luego es muy fácil quitarles la piel sin detrimento de perder carne.
Picamos el ajo y lo freímos un poco en la sartén con un poco de aceite, sin que apenas tome color el ajo, añadimos la cebolla bien picada y pochamos el conjunto.
  Una vez pochada la cebolla, añadimos el tomate y el pimiento verde, dejamos que el tomate empiece a soltar el jugo y le añadimos la pulpa de los dos pimientos choriceros, que previamente, abiertos y sin pepitas, los habremos tenido a remojo para poder sacar la pulpa.
 Una vez los anteriores ingredientes cocidos, añadimos la salsa de tomate y la guindilla. Dejamos cocer todo y añadimos los caracoles, dejando cocer todo durante 10 minutos.
 El jamón y el chorizo, bien picados, los pasamos por la sartén con unas gotas de aceite de oliva. El jamón y el chorizo soltaran algo de grasa y empezaran a desprender fragancia. Quitamos la grasa y añadimos estos ingredientes a los caracoles. Dejando que cueza todo unos 30 minutos, probar un caracol, sazonar con sal al gusto y si han cogido gusto de la salsa y están bien cocidos. Sacarlos.
 Una vez terminada la cocción, los transfiero a una cazuela de barro, lo suyo hubiese sido hacerlos en la cazuela de barro, pero la vitrocerámica y estas cazuelas se llevan muy mal.
Nota:
Es mejor hacerlos de víspera y recalentarlos antes de sacarlos a la mesa. Yo los suelo recalentar a horno suave, si ya los tengo en la cazuela de barro.

Si los caracoles no son en conserva, la cocción después de asustarlos para que saquen el cuerpo sería de una hora y media aproximadamente.

8 comentarios:

paloma dijo...

Ahora tambien los compro lavados...estos suyos seguro que ni se nota ¡uhmmmm que ricos!!!.Gracias

Apicius dijo...

Hola Paloma:
Entiendo que los compras lavados pero vivos.
Yo los compro ya precocidos y en frascos de cristal, se conservan mucho, bueno viene indicada la fecha de caducidad.

Anónimo dijo...

Los acabo de preparar, y me he permitido la licencia de añadirle a la receta una puntita de pimenton picante y unas hojitas de menta picadas. Gracias por la receta paso a paso. Estan de muerte. La primera copa de vino me la voy a tomar a tu salud. Un saludo desde Valencia.
Juanma Espi

Apicius dijo...

Hola Juanma Espi
Gracias por la nota y sobre todo por leerme.
La menta le dará frescura a la preparación.
Saludos

Anónimo dijo...

Nunca dejaré de agradecerte esta receta.
Siempre me han encantado los caracoles y solamente los comía en Navidad cuando mi madre los preparaba, a mi me parecía muy complicado, pero ahora gracias a ti hasta mi madre que llevaba 40 años preparandolos, dice que los mios están más ricos, jeje.
Mil gracias.

Apicius dijo...

Gracias anónimo comunicante por la visita y comentario.
Me alegro mucho que la preparación haya sido de su agrado y que le salga bien, lo que no me creo que sean mejores que los de su madre.
Saludos

José Miguel dijo...

Buenas tardes Apicius desde Gran Canaria, los acabo de preparar siguiendo su receta, este es un plato muy apreciado en esta isla, y a mi particularmente me recuerda mucho a mis abuelos, Silvestre y Pino. Iba con él a cogerlos justo cuando empezaba a llover por los alrededores del Lomo Magullo, donde me crie, y ella los cocinaba. Aqué se suelen preparar con Hinojo y me he permitido la libertad de modificar un poco la receta, guisándolos antes, 15 minutos, solo con inojos, un toque de romero y sal. Gracias.

Apicius dijo...

Buenos días José Miguel:
Gracias por la visita y comentario. Ya sabe que la cocina salada es muy versátil y podemos hacer las interpretaciones personales que queramos.
Saludos