sábado, 20 de junio de 2015

Chostillar de cordero con guarnición de patatas, cebolla y champis

Las chuletillas de cordero normalmente las cortamos en unidades.
Se ofician en parrilla a las brasas y si las brasas son de sarmiento mucho mejor.

Pero en las casas nos tenemos que conformar pasandolas por la sarten, que no por ello dejan de ser deliciosas.
Hoy les presento otra forma de oficiarlas y presentarlas en carré
Este plato tiene un poco de trabajo si uno mismo prepara el carré, pero si nos lo hace el carnicero el trabajo se reduce al mínimo.
Tenemos que partir de unos costillares, que pueden ser de cerdo, cordero, como en este caso e incluso de ternera pequeña.
Teniendo los costillares, la primera operación es cortar las costillas, en sentido paralelo al espinazo, para dejar los huesos del mismo tamaño.
Luego le damos la vuelta y por la parte convexa, la opuesta a la fotografía, y con un cuchillo bien afilado se separa toda la carne del hueso. Luego los huesos se raspan bien para dejarlos bien limpios.
Posteriormente cortamos, la carne que hemos quitado de los huesos, si os sobra el dinero se puede quitar y utilizarla para otra preparado o se cortan en tiras para luego ir entrelazándolas entre las costillas.
 Para formar el carré enfrentamos los dos costillares y entrelazamos las costillas. Una vez armada la pieza se sujeta con cuerda de cocina para mantener fijas las dos piezas durante el asado y las podamos manipular.
 Otra vista del carré.
  Los huesos de las costillas los protegemos con papel de aluminio para que no se quemen y afeen la presentación del plato. Salar al gusto
 La pieza en la bandeja de horno. Como ven he puesto unos champiñones, cebolleta y patatas para que se hagan durante el asado y absorban jugos del asado. Como la patata nos va a tardar más que el asado, las he pasado unos minutos por el microondas.
La pieza de carne la embadurno con salsa barbacoa y la meto al horno a una temperatura de 180º C. El tiempo depende de la calidad y tamaño de la pieza, esta era de cordero muy tierno y no necesitó más de 30 minutos. Durante la estancia en el horno le he dado cada 10 minutos una pasada a brocha de salsa barcacoa.
Al empezar el asado puse en la bandeja del horno un poco de agua y vino blanco.
Aspecto de la fuente montada con el carré y la guarnición. Todavía no le había quitado la cuerda, se me olvidó y lo hice después de la foto.
Una ración individual, con salsa del desglasado de la bandeja del horno y un poco de salsa barbacoa.
La salsa barbacoa la podemos hacer en casa y darle un toque personal, ahora bien si no se anda con tiempo, utilizar la que venden en el comercio que da muy buenos resultados.
Siguen 3 salsas barbacoa.
1/2 copa de aceite de oliva, (los Yankees utilizan de cacahuete).
2 dientes de ajo
1/2 copa de vino tinto
1 cebolla
1/2 copa de salsa de tomate
1/4 de copa de jugo de limón
2 cucharillas de café de albahaca fresca
1/2 cucharilla de café de tabasco o un par de chiles.
Sal al gusto.
Mezclar bien todos los ingredientes, los vegetales deben de estar finamente picados.
Tener en maceración un par de horas antes de su uso.

2ª Salsa barbacoa.
1/2 copa de mantequilla
1 copa de cebolla picada
3 dientes de ajo, finamente picados
1/2 copa de ketchup
1/4 de copa de azúcar integral, ya sabéis la que es marroncita
Sal y pimienta recién molida al gusto, así mismo al gusto le pondremos zumo de limón, tabasco o chile y albahaca.
Como en la anterior mezclar bien todos los ingredientes y dejarlos en maceración antes de su utilización.

La ultima formula:
1 vaso de coca cola
1 vaso de ketchup
2 cucharadas de mostaza
100 cc. de vinagre suave.

Ponemos a hervir el vinagre y cuando se haya reducido un poco, le añadimos la mostaza, la coca cola y el ketchup. Damos un hervor al conjunto y la tenemos lista para su utilización.