sábado, 20 de junio de 2015

4 productos más en el ARCA DEL GUSTO de SLOW FOOD


            La Comisión Internacional del Arca del Gusto, compuesta por expertos de todo el mundo y presente en más de 160 países del todo el planeta ha decidido incluir en su lista de protección 4 productos nuevos de nuestro Territorio Histórico de Alava:

·        La Cabra Azpizuri
·        Aceite Arróniz de Rioja Alavesa
·        Melocotón de Viña de Rioja Alavesa
·        Raza Terreña de Gilarte

            El Arca del Gusto es un catálogo, defendido en todo el mundo por sus miles de seguidores  y  formado por el conjunto de sabores, texturas y aromas que desde diferentes rincones del mundo se están recuperando. Los socios de Slow Food incluyen en el Arca del Gusto productos olvidados para poderlos recuperar y volver a cocinar. Poner en valor variedades tradicionales de hortalizas y frutas, cereales que casi habían desaparecido, métodos de elaboración ancestrales, razas animales, etc.

            Slow Food se dedica a proteger los alimentos de calidad y los métodos de cultivo y transformación tradicionales y sostenibles, así como a defender la biodiversidad de las variedades cultivadas y silvestres. Slow Food cree que el único tipo de agricultura que ofrece perspectivas válidas de desarrollo es el basado en la sabiduría y los conocimientos de las comunidades locales que viven en armonía con el ecosistema que las rodea.

            Slow Food defiende las diferencias culturales territoriales y regionales, íntimamente ligadas a nuestra herencia alimentaria, y revaloriza la historia y la cultura de cada grupo social, para que puedan existir redes de intercambio recíproco equilibradas. Comer es un acto agrícola, y los consumidores informados del impacto de sus decisiones en las lógicas de producción alimentaria y en las vidas de los productores se convierten en coproductores y para ellos los alimentos de calidad deben ser buenos, limpios y justos.


            BUENO: sabroso, saludable, fresco, capaz de estimular y satisfacer los sentidos de los consumidores. LIMPIO: resultado de una producción que no daña los recursos de la tierra, los ecosistemas y el entorno, que no ponen en peligro la salud. JUSTO: una producción respetuosa de la justicia social, es decir, que proporcione una retribución y unas condiciones de trabajo dignas en todas las etapas del proceso, desde el productor al consumidor. Si llegamos a comprender y apreciar el placer de la comida podremos tener una nueva visión del mundo.