martes, 11 de noviembre de 2014

Espinacas al ajillo con almendra y costra de huevo

Para alcanzar el final de esta preparación pasaremos por los siguientes pasos:
Comenzamos cortando unos ajos tiernos y salteándolos junto con 
granillo de almendra, justo con una cucharada de AOVE
Cuando la almendra toma color, 
añadimos las hojas de espinaca, justo con el agua adherida a las hojas durante la limpieza, salteamos hasta que pierdan la textura, me gusta que queden al dente, no le pongo ni de sal, quedan para mi gusto totalmente sazonadas con las sales naturales que tiene la espinaca. 
A un huevo le añado un poco de Garam Masala, mezcla que hago a mi gusto, 
bato todo y 
cuando las espinacas han perdido su textura, 
lo añado y 
encima, en esta ocasión he puesto unas rodajas de tomate, he metido al horno hasta
que el huevo se cuaje y en la superficie aparezca una fina costra. Creo que gustará a más de uno esta preparación.

2 comentarios:

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Un buen plato sano, nutritivo y además delicioso, me encanta!
Un saludo

Apicius Apicio dijo...

Gracias Elena por la visita y comentario. Que pase un buen fin de semana a pesar del gobierno. Saludos