martes, 21 de febrero de 2012

Romanescu gratinado o Erupción del volcán nevado

Un plato sencillo, rápido de hacer, 18 minutos cocción del romanescu, mientras oficiar la bechamel y 5 minutos de horno. Esta verdura, que ya era conocida en Italia como Broccolo romanesco en el siglo XVI, pero que por estos lares empezó a conocerse por los año 80 cuando irrumpió en nuestros mercados populares.
La estructura geométrica fractal (logaritmo de la espiral) es muy bonita, toda ella rematada de las puntas de los conos que forman esta espiral.
Su color es verde claro, más suave que la coliflor, al cocerla no aromatiza toda la casa como lo hace la ya citada coliflor, tiene un toque dulce muy agradable, sobre todo cuando se ingiere cruda.


Para cocerla la pongo en agua salada al gusto y en 18 minutos esta lista para poder degustarla, si la queremos sin más preparaciones, con un poco de aceite de oliva virgen extra  y si gusta unas gotas de vinagre. Mientras se iba cociendo el romanescu, hice una bechamel fluida, que la aromatice con nuez moscada y queso parmesano.
Con la bechamel oficiada, cubrí el fondo de una tartera y encima puse el romanescu entero.
Bañé todo el romanescu con bechamel
y a esta le cayó una lluvia de queso parmesano recién rallado, 
Un par de cucharadas de salsa de tomate, simulan la lava que emana del volcán nevado. Después de pasar 5 minutos debajo del gratinador, 
salió de esta guisa y listo para ser sacado a la mesa.

11 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

Vaya recetas que estás poniendo hoy, a cual mejor, muy rico!! Un abrazo, Clara.

Embajada de la Huerta dijo...

Yo conocí esta verdura en Holanda, donde la llaman "coliflor de torres verdes". La comen como crudité y también cocida, con las mismas recetas utilizadas para brócoli y coliflor.

En Navarra (donde el brócoli es ya el cultivo más importante) va creciendo muy tímidamente la producción de romanesco, que es destinada mayoritariamente a la exportación.

Kike dijo...

Tiene muy buena pinta, aunque esta preparación lo veo más para el brócoli (¿brócoli o brécol?) o la coliflor.
No lo digo por sabor, sino porque da pena ocultar el romanescu, sus conos, espirales, etc...
Árbol de Navidad la llaman mis hijos :-D

Carlos Egea García dijo...

Antes costaba encontrar el romanescu, pero ahora lo tienen en muchos puestos del mercado y en los supermercados donde compro. Estéticamente es precioso, pero lo que más asombra es el sabor tan bueno que tiene (mucho más fino que el de la coliflor o el brocoli).
Esta preparación que presentas es muy sencilla y seguro que caerá.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Bartolo dijo...

Deliciosa receta de un ingrediente poco comun

Saludos

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ya vi esta verdura en fotos y la verdad lo primero que me viene a la mente es que parece de otro planeta..
Me encantaría probarla, pero aun no la he visto en vivo
saludos

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por la visita girada a mi cocina y dejar un comentario.
Saludos

Anana dijo...

Yo conocí esta verdura gracias a unas bolsas de verduras congeladas, y me encantó! la pena es que en los supermercados y tiendas pequeños no se encuentra fácilmente.
Un saludo.

Apicius dijo...

Gracias Anana por la visita y comentario.
Saludos

Cocínanos dijo...

¡Qué verdura más curiosa!Nunca la había visto la verdad. ¿Donde se puede encontrar? Me gustaría probarla. Un saludo y gracias por tu receta!
www.cocínanos.blogspot.com

Apicius dijo...

Hola Cocinanos:
Aquí en Vitoria se encuentra sin dificultad en el mercado, fruterías y grandes superficies.
Gracias por su vista
Saludos