sábado, 5 de septiembre de 2009

Empanadillas de Marisco

Estas empanadillas las hice hace varios días y utilicé obleas compradas en el Super y para el relleno, lo que me había sobrado de unos calabacines rellenos. Una vez las obleas fuera de su paquete, se humedece el borde para que luego este se pegue bien y ponemos una cucharada del relleno sobre ellas, Doblamos la oblea y con la ayuda de un tenedor sellamos toda la empanadilla.

Se fríen en aceite bien caliente y después de tenerlas sobre papel absorbente para quitarles aceite de la fritura, las emplatamos y listas para su consumo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por su blog y por esta receta que se adivina deliciosa.

Me atrevo a aportar una idea: ¿Qué tal hornear las empanadillas en lugar de freirlas? Yo lo hago, después de barnizarlas con huevo. Quedan igual de crujientes y no tan grasientas como fritas, aunque se retire el exceso con el papel absorbente.

Lo dicho, muchísimas gracias por su blog que sigo con asiduidad desde hace... muchos, muchos meses.

Apicius dijo...

Hola Anónimo comunicante:
Es totalmente posible hornear las empanadillas, pero a mí personalmente me gustan fritas aunque las horneadas quedan tambien de buen aspecto y practicamente el mismo sabor.
Gracias por el comentario y sobre todo por leerme.
Saludos