viernes, 30 de mayo de 2014

Menestra, Menestra y nada más que Menestra

Las menestras de verdura, son una preparación de temporada, con esto no quiero decir que no se oficien durante todo el año, ya sabemos que ahora encontramos todos los productos a lo largo de todo el año, pero no es lo mismo que el de temporada y que sea del entorno.
Pues bien el esparrago fresco de Navarra desaparecerá del mercado en un máximo de 15 días y la alcachofa ya ha desaparecido, por lo tanto esta menestra, como marcan los cánones, será la última hasta la nueva cosecha.
Como siempre voy a utilizar unos espárragos de Navarra, que previamente hay que pelarlos y cocerlos, yo lo hago como indico en este enlace.

Las alcachofas también se cuecen por separado, la forma de cocción la suelo hacer así.
En una cazuela salteo un poco jamón, cuando este comience a exhalar su aroma, 
añadimos un poco de harina y revolvemos todo bien antes de 
añadir los guisantes, habas, tallos de alcachofas y partes de tallos de espárragos, por supuesto todo ello cocido con anterioridad y por separado. Después de un breve salteado, 
añadimos el caldo de cocción, que puede ser un caldo de verduras o como yo lo hago a veces, un poco de agua de cocción de los espárragos y los guisantes, como todo esta cocido, cuando levanta el hervor y la salsa se liga levemente, ya que la harina que hemos puesto no es mucha, 
ponemos las alcachofas cortadas en mitades y unos espárragos. Otro ligero hervor y a la mesa cuando haya tomado la temperatura de servicio despues de un pequeño reposo.
Nota:
Como todo se ha cocido previamente con la sal correspondiente y con la que aporta el jamón, no suele hacer falta salar más, aunque siempre hay que comprobarlos por si hiciera falta añadir alguna más.