lunes, 7 de diciembre de 2009

Lengua vacuno rebozada con acompañamiento de pimientos del piquillo y salsa de tomate

Hace unos días me hizo un comentario una amable lectora, que la lengua no la ponía por lo ardua que era la tarea de limpiarla, yo pienso que aquí entran más razones de rechazo a la ingesta de esta parta de un vacuno, ovino o porcino, que la limpieza en sí, esta es mucho menos costosa en tiempo que por ejemplo limpiar unos callos (que tampoco suelen gustar a muchos).
Las lenguas que se venden en las carnicerías vienen bien presentadas y en casa yo solo hago un pequeño retoque para cortar algunas porciones de grasa, la lavo bajo el chorro de agua fría y la acomodo en una olla con un poco de cebolla, puerro, ajo, zanahoria, unos granos de pimienta negra, dos clavos de especia, TpT vino blanco y agua. La sal al gusto del oficiante. Cierro la olla y en esta que he utilizado, la he tenido 40 minutos, si hubiese sido otra que tengo más moderna y que trabaja a más presión versus más temperatura, no hubiese estado más de 25 minutos. Así que el tiempo lo tenéis que acomodar a vuestra olla y si no se hace en olla rápida la cocción será hasta que una aguja de cocina la atraviese con suavidad.


La lengua, la enfrío en el caldo de cocción . Los puntos blancos que se ven son de grasa solidificada. La lengua ya la lista para su pelado.
 La piel de la lengua se desprende con toda facilidad tirando de ella.
 Aquí tenemos una vista de la lengua ya limpia, aunque cuando la fileteo le suelo quitar alguna grasa que le queda todavía.
 Otra vista de la lengua pelada.
 El fileteado de la lengua, la hago como se puede apreciar en la fotografía. Esta lengua ya se puede degustar sin más aditamentos, por ejemplo como si fuera fiambre en bocata es excelente o como acompañamiento de otros embutidos en un buffet.
 Esta la voy acompañar con unos pimientos del piquillo confitados y una salsa de tomate casera.
 En la fotografía se pueden apreciar dos cortes de la misma lengua unas, las oscuras, corresponden a la parte de la punta y las más claras son las de la parte gruesa de la lengua. Para rebozarlas las paso por huevo batido y harina
 Las frío hasta que estén doradas.
 De la sartén las saco a una fuente con papel absorbente y una vez han dejado parte del aceite de la fritura las acomodo en la fuente donde aparecerán en la mesa.
 El acompañamiento, como ha quedado dicho, pimientos del piquillo confitados y salsa de tomate casera.
 Una ración con tres escalopas de lengua de vaca y su guarnicion.
Una vez la lengua cocida y limpia la podemos utilizar en salsa española, con tempura cortándola en bastoncillos, si la cortamos en tacos pequeñas pueden acompañar a una ensalada, braseada a la parrilla etc. etc. hay infinidad de preparaciones de este humilde corte de un vacuno.
Para mi francamente es un buen bocado.

4 comentarios:

Dely dijo...

Así preparadito, tiene buena pinta, pero yo no puedo comerlo sabiendo lo que es, me da repelús. Si no me lo dan ya preparado igual.
Un besín.

Apicius dijo...

Hola Dely:
Cada cual tiene sus tabús alimentarios, pero cuanto menos sean estos mucho mejor.
Gracias por el comunicado y sobre todo por leerme.
Saludos

Anónimo dijo...

se qu la receta lleva años aqui pera bucando la he encontrado y voy a ponerme manos ala obra!!!! gracias por la explicacion y las fotos que ayudan mucho

Apicius dijo...

Nunca es tarde para llegar y siempre las recetas estarán esperando.
Gracias por la visita.
Saludos