martes, 22 de diciembre de 2009

Pastas con fruta fresca, pasas, pistachos y pipas de calabaza

Esta preparación tiene el aspecto de unos bocados de pan con un relleno de fruta fresca y frutos secos. Como el azúcar que se emplea no es mucho, el resultado final no es muy dulce y por lo tanto apto para los no muy golosos. Admiten dos acabados, es decir fritos y al horno.
Los ingredientes que he utilizado en esta ocasión son como sigue: Ralladura de medio limón y su zumo, azúcar 100 gramos, 100 gramos pasas de corinto bañadas durante unas cuantas horas (hasta que se hinchen) en ron, harina 160 gramos, leche 75 mililitros, un huevo, manzana 100 gramos, pistachos 50 gramos y pipas de calabaza sin salar 50 gramos. Una cucharilla de las de café de levadura Royal.
 La manzana la cortamos en porciones pequeñas y en este caso las he puesto con el zumo del limón para que no se oxiden y queden negras. Podemos utilizar otras frutas como melocotón, frutas escarchadas, etc.
 El huevo lo batimos con el azúcar y la ralladura de limón hasta dejarlo
 espumoso, añadimos la harina y la levadura royal, mezclamos bien con un tenedor o batidor de varillas.
 Una vez terminada la mezcla anterior, ponemos la leche, los pistachos y pipas de calabaza, revolvemos.
 Añadimos la manzana en este caso y mezclamos bien.
 Las pasas de corinto, las sacamos del licor, nos lo podemos tomar y las pasamos por un poco de harina y
 las añadimos a la mezcla. Mezclamos bien.
Con la ayuda de un par de cucharas vamos poniendo pequeñas porciones sobre una placa de horno y las horneamos por unos 16 minutos a 190º C.
 Otras las voy friendo en abundante aceite bien caliente.
 Las de la izquierda son las fritas, las he espolvoreado con un poco de azúcar glass, las de la derecha son las que han pasado por el horno.
 Aspecto interior de estos bocados.
No son unas pastas/fritura excepcionales pero no desagradan al paladar.