sábado, 4 de julio de 2015

Salsa de tomate

La salsa de tomaste realizada en casa tiene un toque especial, el toque que le da el oficiante, y se distingue con su sello de las salsas comerciales.
En mi nevera siempre hay salsa de tomate casera lista para ser utilizada, lo que si hay que tener cuidado de que no se nos estropee, yo no he tenido problemas siempre que la he mantenido a una temperatura de como máximo 4º C..
Mis salsas de tomate son oficiadas básicamente con cebolla, pimiento verde, un toque suave de albahaca y pimienta recién molida, se les puede añadir si gusta puerro u otros vegetales como apio, hinojo, etc.
Comienzo la preparación cortando las cebollas, las cuales comienzo a pochar con un par de cucharadas de AOVE.
 Añado pimiento verde, 
 y el tomate troceado. Como ven en esta ocasión no he hecho mucha salsa, ya que esta iba a ser utilizada con unas magras y como estas aportan bastante sal, esta salsa no la contiene.
Se deja todo el conjunto cociendo suavemente hasta,  
 que lo tengamos listo para ser pasado por el pasa purés. 
Antes de comenzar a pasar la salsa, le quito líquido, que por supuesto no se desecha ya que con este líquido podemos hacer una excelente sopa de tomate.

Comenzamos a pasar, 

y obtendremos esta salsa de tomate, todavía no muy fina como se puede observar.
Pasamos por el fino, 
y como pueden observar se le quitan partes solidas que han pasado por el pasa purés.
La salsa de tomate lista para ser utilizada o para envasarla para posteriores usos.

2 comentarios:

Viena dijo...

Olé la salsita casera buena. Tiene razón que cada uno la hacemos diferente, con nuestro toque, la mía también tiene albahaca, aunque la dejo sin pasar por el chino, me gusta así, más rústica, con sus tropezones y todo. La cebolla en brunoise, que desaparece prácticamente después de un largo tiempo de cocción. Por lo demás, como usted más o menos y no sé si no la he conservado demasiado tiempo, pero nunca he tenido problemas con eso. ¿De cuanto tiempo hablamos para que se estropee? Yo la conservo en nevera en botes de cristal cerrados herméticamente, si puedo, creando vacío, al envasar en caliente.
Gracias por compartir.
Un abrazo y feliz semana.

Apicius Apicio dijo...

Gracias Viena por la visita y comentario.
La verdad es que nunca se me ha estropeado.
En la nevera las suelo poner cerca del fondo que es, al menos en mi nevera, donde más frío está.
La salsa las meto en caliente en los tarros y las cierro, así cuando se enfrían hacen vacío. A veces, si me acuerdo, les pongo una cucharada de AOVE.
Alguno de los tarros habrá estado más de un mes, pero ya se sabe, que por estos medios, al menos a mi, no me gusta decir "Le durará tanto", creo que es peligroso, ya que desconocemos como manipula cada uno los alimentos en su cocina.
Que pase una buena semana, si nos dejan.
Saludos