lunes, 13 de julio de 2015

Costilla de cerdo asada a la miel

Estas costillas de cerdo, que lo mismo se pueden oficiar de vacuno, a la miel, quedan muy sabrosas y con un toque de cocina oriental.

Las costillas las cortamos en porciones de 2 ó 3 costillas.
Esta cocción previa, no es estrictamente necesario, pero según mi parecer quedan más tiernas y a la vez las desengrasamos un poco.
Para esta cocción ponemos en una olla rápida unos dientes de ajo, cebolleta, zanahoria y puerro.
Introducimos los cortes de costilla. Añadimos como unos 150 CC de agua y un vaso de vino blanco.
Cocemos por 15 ó 20 minutos.
Mientras preparamos una marinada con un par de cucharadas de miel, 6 cucharadas salsa de soja, Salsa Perrins 2 cucharadas, 2 cucharadas de vinagre de Jerez, vino de arroz un vasito, en su ausencia vino de Jerez, si se tiene, una cucharada de pasta soja fermentada. Se templa un poquito y se revuelve bien todo para que se disuelva la miel.
Ponemos en la marinada las costillas una vez que han pasado por la olla. De vez en cuando vamos cambiando la posición de las costillas o las mojamos con la marinada. El tiempo en la marinada como unas 2 horas.
Las verduras que hemos puesto para la cocción de las costillas las reservamos para utilizarlas en una ensalada o en otro guiso.
El caldo que sacamos de la cocción de las costillas lo ponemos reducir hasta que 
quede menos de la mitad. Aprovechamos para desengrasarlo un poco.
Quitamos el líquido de la marinada y lo utilizaremos para ir mojando las costillas cuando las metamos al horno a 180º/200º C por unos 20 minutos o hasta que tomen un bonito bronceado.
Así salieron las costillas del horno y la salsa que se ve a la derecha es la que quedo en la fuente y que sirve muy bien para mojar las costillas por cada comensal, si así lo decide.
Hay que tener en cuenta y vigilar bien las costillas cuando están en el horno pues debido a la miel se pueden quemar.

2 comentarios:

Ana Martín dijo...

Que pinta más rica! Tengo que probar un día tu forma de hacerlas, porque yo las hago diferentes. Un beso

Apicius Apicio dijo...

Gracias por su visita y comentario. Que pase un buen día. Saludos