lunes, 5 de diciembre de 2011

Pencas de acelga rellenas en dos versiones.

Después de cocidas una pencas de acelga, las vamos a rellenar con dos rellenos distintos.

En uno vamos a utilizar jamón y queso cremoso.
En cada penca ponemos jamón y queso y formamos un emparedado. 
Reservamos los emparedados para freírlos posteriormente y casi  en el momento de servirlos.
Para el segundo relleno vamos a preparar una bechamel con jamón, la misma que se suele preparar para las croquetas de jamón. Comenzamos sofriendo jamón troceado en una sartén, 
cuando comienza a ponerse el tocinillo transparente, 
añadimos la harina y si hiceira falta algo másde grasa, ponemos una nuez de mantequilla,
formamos un roux, para a continuación
añadir la leche, disolver bien toda la harina y 
cocer hasta que la masa tome la consistencia adecuada.
Con la bechamel vamos montando emparedados de penca.
y reservamos.
En el momento de servirlas se pasan por harina y huevo y se fríen hasta que queden las pencas doradas.
Este fue el aspecto de como salieron a la mesa. También estas pencas rellenas se pueden acompañar con una salsa de almendra.

13 comentarios:

Embajada de la Huerta dijo...

Muy buena recomendación. "Al paso que nos ponderan que es saludable, hallamos que es insípida, y la más socorrida en la Cuaresma. Por tanto, es necesario cuidar mucho en darle algún sainete con que engañar el paladar del pobre religioso" (Cita del gastrónomo navarro Antonio Salsete, en El cocinero religioso instruido en aprestar las comidas de Carne, Pescado, Yerbas y Potages a su comunidad).

¿Será por ésto que la llaman matafrailes?

MaryLou dijo...

Nunca las he hecho rellenas, probaré con tu receta, seguro que en mi casa gustan mucho!
Besicos

Apicius dijo...

Hola Embajada de la huerta Navarra:
Yo la verdad no estoy de acuerdo que las acelgas sean insípidas, tienen un sabor con carácter.
Acabo de repasar la entrada en la publicación que cita.
Sería curioso de la denominación Matafrailes, que es de poco uso, pero no creo que muriera nadie por la ingesta de acelgas, a nos ser que no comiera otra cosa y/o estuvieran regadas con aguas poco saludables.
Saludos

Apicius dijo...

Gracias MaryLou por la visita y comentario.
Saludos

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Mi padre eran un buen comedor de pencas, pero asi nunca se las vi comer...Me las llevo.
Besos

LA COCINERA DE BETULO dijo...

No se me habría ocurrido comerlas como si fueran libritos, pero me parecen muy sabrosas.
A ver si hago alguna receta para su concurso, es que como no estoy acostumbrada a hacer el paso a paso no me acuerdo de fotografiar todo.
Saludos.

doris dijo...

Esta receta está genial, me la apunto. un abrazo de Doris.

Recetario Spanglish para mis hijos dijo...

Me encantó esta receta, la haría también con bok choy. Apicius, con respecto al limoncello, me pareció flojo porque en mi familia lo recuerdo con más graduación alcohólica y los limones del limonero de casa sabían mejor, tenían más aroma. Como Ud dice, la próxima, cambiaré la graduación. Saludos,
Myriam

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos

Susana Menéndez dijo...

Me encantan las pencas rellenas. Bueno, las pencas de acelga me gustan de todas las maneras, pero rellenas están especialmente ricas. Nunca las había probado con el primer relleno que nos propones, ¡a eso hay que ponerle solución! :)

Apicius dijo...

Gracias susana por la visita y comentario.
Pues manos a la obra y solucionar la ingesta de esta preparación.
Saludos

flori zubiaga dijo...

Hola!
A mi me encantan las pencas de acelga, en cualquiera de sus maneras, rellenas o simplemente albardaditas,
calientes o frias... de todas las maneras. Junto con la borraja es mi verdura preferida.
Un saludo Flori.

Apicius dijo...

Gracias Flori por la visita y comentario.
Saludos