miércoles, 20 de abril de 2016

Nidos de alcachofa

Una forma de presentar las alcachofas es dándoles la forma de un nido y decorándolas con algún huevo de codorniz.
Tomamos unas alcachofas y las ponemos en un cazo, después de haber sido lavadas y secadas.
Cubrimos las alcachofas con AOVE y las confitamos a unos 70/80º C., sin este paso es difícil abrirlas.
Una vez terminado el proceso anterior, desposeemos a las alcachofas de sus hojas más duras y las abrimos como se puede ver en la fotografía. Es fácil hacer este paso metiendo un dedo en el centro y forzando para abrirla. Las puntas de las hojas no las cortamos.
Una vez abiertas las alcachofas, las freímos en abundante AOVE, poniéndolas en el comienzo de la fritura para abajo, es decir la parte del tallo para arriba. Si así no lo hacemos la flor o nido de alcachofa tendera a cerrarse.
Aspecto de las alcachofas una vez fritas. Las partes duras de las hojas quedan quebradizas y crujientes. Salar al gusto con sal fina.
Para el emplatado he puesto en el centro de la alcachofa una cucharilla de yema líquida y un huevo de codorniz.
.

2 comentarios:

Viena dijo...

Dios mío que pinta y qué idea más buena para unas alcachofas, que por otra parte, me encantan.
Tengo que probarlas, aunque ya se ve que deben estar de muerte, esto no me lo quiero perder.
Gracias por compartir tan buenas explicaciones, para que no nos perdamos en la receta.
Un abrazo

Apicius Apicio dijo...

Gracias Viena por su visita y comentario.
Espero le gusten cuando las oficie.
Pase un buen domingo.
Saludos