miércoles, 9 de septiembre de 2015

Pasta con salsa boloñesa, es un decir

Para llegar a este final suelo dar los pasos siguientes:
Comenzamos pochando cebolleta a la que iremos añadiendo
pimiento verde picado, 
así como pimiento rojo, 
y tomate sin piel ni pepitas, cortado así mismo en daditos.
La carne picada una vez salpimentada al gusto la pasamos por la sartén, sin apenas aceite, 
hasta que cambie de color.
Una vez la chanfaina a gusto del oficiante, la salpimentamos al gusto y 
le añadimos la carne picada, revolvemos bien todo y tendremos nuestra boloñesa lista para ser añadida a una 
pasta cocida, conforme a las instrucciones del fabricante.
El plato montado. En la mesa le pondremos queso recién rallado.

4 comentarios:

asj dijo...

Riquísimo y se ve muy casero, me gusta mucho!

besos

Apicius Apicio dijo...

Gracias ASJ por su visita y comentario.
Que pase un buen día.
Sañudos

Viena dijo...

Me ha hecho gracia lo que dice usted en el título: "es un decir". La verdad es que en casi todas las cocinas tenemos una "bolognesa" sui generis, pero poco ortodoxa. Si nos vieran los de la Accademia Italiana della Cucina, que han resuelto todo tipo de dudas o controversia sobre la salsa publicando una lista expresa de los ingredientes que lleva y de la forma de cocinarla.
Ahora en honor a la verdad, hecha tal y como ellos dicen, está extraordinaria, aunque para andar por casa, la mayoría nos apañemos con algo menos de exactitud.
Seguro que su versión está también estupenda.
Un abrazo

Apicius Apicio dijo...

Gracias Viena por la visita y comentario.
Por eso, cuando la receta que publico no me parece muy ortodoxa, lo hago saber de alguna manera.
La ventaja que tiene la cocina salada es que podemos hacer modificaciones del original, cosa que en la dulcería es casi imposible.
Que pase un buen día.
Saludos