miércoles, 3 de agosto de 2016

Costilla de cerdo con toques orientales

Previamente la costilla de cerdo la pongo en la olla por 15 minutos con cebolla, puerro y zanahoria.
Después que enfríe retiro la carne, se puede hace también en caliente, una vez la grasa solidificada se retira y se conserva la gelatina que haya en la olla.
Aspecto de la gelatina.
Para marinar las costillas, hago una mezcla de las salsas orientales que pueden ver,  las cantidades, por cada 6 cucharadas de salsa de soja, una de las restantes.


En el conjunto de salsas añado, una yema de huevo, un par de cucharadas de miel y un vaso de vino de arroz, en su defecto de Jerez. Marino por un par de horas.
Para acompañamiento de las costillas preparo un puré de manzanas acidas.
Extiendo las costillas en una rustidera, bañadas con la marinada y gelatina. Las meto en el horno a 220º por el tiempo que tarden en tomar 
un color dorado.
La rustidera la desglaso, cuelo la salsa por el fino y sirve para sacarla a la mesa y que cada cual bañe, a su gusto,  sus bocados.
.