jueves, 4 de diciembre de 2014

Bacalao al estilo de las sidrerias

El revuelto de bacalao, seguido de una chuleta a la brasa y un postre de queso, dulce de membrillo y nueces es un menú clásico de sidrería, regado con sidra.
Para esta preparación comienzo pochando en un par de cucharadas de AOVE unas cebolletas cortadas en plumas, a la cebolleta,  

añado unos pimiento verdes cortados en tiras, bajo la placa al mínimo y me olvido.
Pasadas un par de horas me encuentro lo anterior totalmente confitado.
El bacalao lo desmenuzo, para lo cual lo templo en un poco de leche a unos 55º C. y así en muy fácil desmenuzarlo siguiendo la estructura de las lamas de bacalao, lo añado a la cebolla y pimiento, para atemperar todo a unos 80º C, temperatura a la que coagula el huevo.
Añado unos huevos batidos y voy revolviendo hasta que el huevo se coagule, acto seguido se saca a la mesa.
Aspecto de una ración.
Las cantidades que he empleado han sido 5 cebolletas, 3 pimientos verde tipo italiano y cinco huevos.

3 comentarios:

María Teresa dijo...

Que sencillo, rápido y rico.
Esta es la cocina para el día a día que me gusta.
Un abrazo y felices fiestas

Montse Cartanyà dijo...

Con este delicioso revuelto aguantaremos hasta que llegue la época de las sidrerías, que ricoooo
besos

Apicius Apicio dijo...

Gracias a ambas por la visita y comentarios.
Que pasen un buen día a pesar del gobierno.
Saludos