domingo, 24 de enero de 2010

Pimientos rellenos con calamar encebollado y salsa negra de calamar al parmesano

Para esta reparación vamos a necesitar unos pimientos, como los que veis en la fotografía, cebolla, calamares con sus tintas, queso parmesano, pimienta, aceite de oliva virgen extra y sal.
Comenzamos embadurnando de aceite de oliva los pimientos y los ponemos en el horno a 200º C por 25 minutos, más o menos.

 Una vez asados los pimientos y según salen del horno, los metemos en una bolsa de plástico, la cerramos y esperamos a que se atemperen para poder pelarlos. Despues de haber estado en la bolsa de plástico se pelan mucho mejor.
Una vez desprovistos los pimientos de su piel, que lo haremos con cuidado para no romper ningún pimiento. Reservamos.
En una sartén, cazuela baja etc. ponemos abundante cebolla a pochar con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.
  Mientras limpiamos los calamares, si no nos los han limpiado en la pescadería. De los calamares utilizaremos los cuerpos para este plato y las cabezas, aletas y tenáculos los emplearemos en hacer unas rabas para el aperitivo.
  Una vez pochada la cebolla, añadimos los calamares cortados en tiras. Este paso se puede hacer, como lo he hecho o salteando previamente los calamares antes de añadir a la cebolla.
 Guisamos los calamares en el jugo de la cebolla y si fuera necesario añadimos un poco de caldo o simplemente agua. Una vez estos ingredientes tiernos, quitamos parte del caldo que lo utilizaremos para la salsa negra de calamar al parmesano
 Añadimos un poco de harina a la cebolla y calamar para que se engorde y amalgame un poco y nos sirva para rellenar los pimientos. Salpimentar al gusto y cocer todo por unos minutos,
 rellenamos los pimientos y los acomodamos en fuente o contenedor susceptible de poder ir al horno. El relleno si queremos lo podemos triturar y hacer una pasta, la cual será más práctica para rellenar pimientos pequeños.
Al caldo que hemos sacado de la cocción de los calamares y cebolla,
 le ponemos el queso parmesano rallado
 y añadimos las tintas de los calamares diluidas. Cocemos todo el conjunto y si fuera necesario para engordar la salsa podemos poner una cucharilla de maicena diluida en agua. Salpimentamos al gusto.
 Vertemos la sala en la fuente donde tengamos los pimientos. Así ya se podría servir la preparación.
 Yo he seguido un poco más poniéndoles un cuadradito de queso, también se puede poner un poco de queso parmesano rallado.
 Gratinamos antes de servir
 Esta sería una ración emplatada

4 comentarios:

Ezequiel dijo...

Hola ! gracias por la receta, se ve muy rico y como lo explicas tu parece que n o es tan complicado hacerlo asique lo intentare!

Melduana dijo...

Estupenda receta, voy a probarla.

Pero... tengo una pregunta de novata: ¿cuándo le quitas el corazón y las pepitas a los pimientos, antes de meterlos en el horno o después, cuando los pelas?

Gracias y enhorabuena por el blog.

Apicius dijo...

Hola Eziquiel:
Si realiza la receta creo que será de su agrado.
Gracias por la nota y sobre todo por leerme.
Saludos

Apicius dijo...

Hola Melduana:
Perdón por tardar en la respuesta, pero estoy con mucho trabajo,
Las pepitas, es decir el corazón, se quitan después de asado el pimiento.
Saludos